Islamofobia de Macron probó que en Francia manda Israel (Por Nicola Hadwa)

Nota: Nicola Hadwa  – Analista Internacional – Experto en Medio Oriente

La islamofobia del presidente Emmanuel Macron reafirmó que no solo Francia, sino toda Europa, funciona como “el perrito faldero” de Israel, dice un analista.

Macron no solo no condenó las blasfemas caricaturas del Gran Profeta del Islam, el Hazrat Muhamad (la paz sea con él), publicadas nuevamente en la revista satírica gala Charlie Hebdo, sino que las consideró en consonancia con la libertad de expresión.

En una entrevista concedida el sábado a la cadena HispanTV, el analista de temas internacionales Nicola Hadwa denunció los recientes actos islamófobos en Francia y aseveró que nadie tiene derecho para insultar a otras religiones, sea cristiana, islámica u otra.

Hadwa recordó que, en Francia, encarcelan a quienes hablan de los sionistas, atacan a Israel u opinan sobre el Holocausto, —a su juicio, “hay mucha fantasía alrededor del Holocausto”—, pero se puede atacar a los musulmanes sin ninguna restricción e incluso acusarles de extremistas, denunció.

Tal actitud, de acuerdo con el entrevistado, “refleja que quien manda en Francia y en Estados Unidos es Israel”.

De hecho, el régimen “fascista, criminal y asesino” de Israel determina los límites de la libertad de expresión y de pensamiento. “Esa es la realidad de Europa que simplemente funciona como el perrito faldero del estado sionista”, subrayó Hadwa.

Nuestro analista en temas internacionales, asimismo, cuestionó el silencio de ciertos países árabes, como Arabia Saudí, Baréin y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), ante la postura antimusulmana de Francia. Hadwa se ha mostrado convencido de que estos tres países árabes son parte de la reciente provocación religiosa e insultos al Profeta del Islam.

El príncipe heredero saudí, Mohamad Bin Salman (izq.), y el rey de Baréin, Hamad bin Isa Al Jalifa, en una ceremonia

En un mensaje dirigido el miércoles a los jóvenes franceses, el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, cuestionó la libertad de expresión en Francia, donde encarcelan a los que ponen en tela de juicio el Holocausto, pero está autorizada la profanación del Profeta (P).

Los observadores creen que, con su apoyo a la islamofobia, Macron quiere desviar la atención pública de las continuas manifestaciones contra sus políticas y la mala situación económica que está sufriendo Francia.

Atacar el Islam se ha convertido en un refugio para el presidente galo a fin de reducir las presiones políticas en su contra, ya que no le quedó más remedio que coquetear con ciertas corrientes de la política francesa, la mayoría pertenecientes a la extrema derecha, en un intento por aumentar su popularidad lo que se ha catalogado como una política de “huida hacia adelante”.

.

.

Fuente: Hispantv

Foto: AFP

Los articulos del diario La Humanidad son expresamente responsabilidad del o los periodistas que los escriben.

Spread the love

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email