Estados Unidos a poca distancia de una Guerra Civil

Nota: Diego Ramirez – Uruguay

Las elecciones presidenciales de los Estados Unidos han dejado al país sumergido en una enorme grieta que divide  no solo a los poderosos que se encuentran en una lucha feroz por gobernar,   sino que también a los  ciudadanos estadounidenses que sufren de una polaridad mental ciega.  Todos ellos  en conjunto  podrían llevar a la más grande potencia mundial de los últimos tiempos, a una guerra civil que ya viene siendo traída a empujones   desde distintos estados y a lo largo de los últimos años con enormes marchas provocadas por grupos de “organizaciones sociales” que movilizan en forma muy bien gestada a centroamericanos por distintos países para llegar a la frontera con EEUU e intentar ingresar a la fuerza en ese país  y manifestaciones en contra del racismo en el país que culminan con acontecimientos violentos que han venido sacudiendo la supuesta “normalidad” desde mayo de 2020 tras la muerte de George Floyd a manos de un policía blanco en Minneapolis poco  antes de  que comenzara la crisis de la COVID – 19. Pero también a lo largo de estos últimos años se generaron ataques constantes de la prensa y de los demócratas para intentar enjuiciar y meter preso o destituir a Donald Trump durante el ejercicio de su mandato. Lo cierto de todo esto es que luego de las elecciones en Estados Unidos, Luis Almagro y la OEA salieron a decir que las elecciones habían transcurrido con normalidad y que no vieron “NINGUNA IRREGULARIDAD”, mientras que con el paso de los días van apareciendo miles de votos en lugares claves que no fueron contabilizados o grandes cantidades de irregularidades que continúan siendo investigadas, como por ejemplo el voto de personas ya fallecidas.  Baiden se declaró ganador y celebró con Kamala Harris y con la “PRENSA” estadounidense y occidental. Mientras tanto  Donald Trump salió en conferencia de prensa de la Casa Blanca a decir que le habían robado la elección y a denunciar todo un montaje en el que “se había parado el conteo de votos durante horas” (hay que recordar lo ocurrido en Bolivia) y que al volver a contar pasaban de ir ganando Trump a ir ganando su rival (debemos recordar la postura de la OEA hablando de las elecciones en Bolivia) y que no se dejaban entrar a los observadores republicanos a muchos conteos y etc.. etc.. y al final la conferencia fue sacada del aire mucho antes de terminar, porque algunos importantes  canales y cadenas de prensa, supongo yo que en una decisión tomada al unísono en alguna reunión secreta de los dueños de dichos medios, en donde consideraron todos al mismo tiempo que las palabras del presidente de Estados Unidos debian ser quitadas del aire para que no llegarán a los oídos de los espectadores y la ciudadanía en general por considerar los dichos del Sr. Trump como “MENTIRAS”. Imaginemos por un momento que los medios tienen el poder para sacar del aire a algún mandatario cuando esté mintiendo. ¡No, en verdad! imaginemoslo por un instante!,  podrían haber sacado del aire a Gerge Bush mientras decía a los cuatro vientos que en Irak había “ARMAS DE DESTRUCCIÓN MASIVAS”, o tambien podrian haber sacado del aire al mismo Luis Almagro por haber asegurado en forma insólita que las elecciones del año 2019 en Bolivia pasaron por una “ MANIPULACIÓN DOLOSA” que luego los entendidos en la materia de distintas partes del mundo dijeron que no habia sido asi y demostraron que la OEA se había “equivocado”, o tambien podrian haber sacado del aire al mismo Trump cuando decía que Irán estaba fabricando armas nucleares o cuando Trump dijo que Siria tiraba armas químicas a sus ciudadanos. La verdad de todo esto es que jamás hubo una democracia en Estados Unidos, un país que se caracterizó por tener a los políticos alineados siempre a los intereses  de la banca y a las dinastías de la elite mundial, un país que no tenía problemas en asesinar  a su presidente cuando se salía del carril o de asesinar a los mas grandes lideres que crecían en su popularidad como  a Martin Luther King  o Malcolm X.  En Estados Unidos jamas existio la democracia y el pueblo vivia adormecido bajo el manto del slogan del “SUEÑO AMERICANO” bajo ese manto murieron miles y miles de indios, negros, latinos, “Europeos de segunda” y muchos más. El país que más dice perseguir el narcotrafico es el país que mas droga consume y los bancos apenas son sancionados con “caricias” cuando ya es inevitable descubrir  que estos bancos  lavan dinero para los narcos , los servicios de salud privados privan a las personas de una atención humana y digna, las farmacéuticas se vuelven poderosas empresas económicas que drogan a los norteamericanos convirtiéndolos en los mayores consumidores de antidepresivos y ansiolíticos del mundo, las petroleras abusan del medioambiente sin ningún límite, mientras que en Estados Unidos más de 40 millones de personas viven por debajo de la línea de pobreza la industria militar vuelca año a año cifras cada vez más insólitas de dinero, la propuesta de defensa para el ejercicio 2020 solicitada fue proyectada por el gobierno y era aproximadamente 750.000 millones de dólares. Ni siquiera el voto es directo ni tampoco proporcional, las elecciones seguramente siempre han sido manipuladas cuando no por un sistema totalmente corrompido eran ensuciadas a través de los medios con campañas sucias como lo fue la elección de Trump contra Clinton o como también lo fue la interna Demócrata para destripar con mentiras en toda la prensa y  en plena carrera a Bernie Sanders que era el candidato más firme para ganar dichas elecciones, para también luego posicionar en primera plana a un Biden que ha dejado entrever en varias ocasiones al menos algún tipo de demencia, En fin, seguramente si en Estados Unidos hubiera democracia real, el presidente que estaría asumiendo en enero  sería Bernie Sanders, pero como todos los políticos de ese país y los más grandes poderosos que manejan Estados Unidos saben que el viejo Sanders es un PELIGRO REAL PARA SUS INTERESES, hoy estamos aquí, entre dos grupos de poder estadounidenses que se encuentran en plena batalla al igual que en los tiempos de luchas entre La Unión y la Confederación, o las peleas entre el presidente Andrew Jackson y los poderosos banqueros, o a John Fitzgerald Kennedy también contra los indomables banqueros  . Todo indica que Estados Unidos  en plena decadencia de su imperio se resquebraja por dentro y entre acusaciones cruzadas comienzan a verse los gusanos que antes se movilizaban en secreto. La gente está confundida y entreverada, no solo mienten los políticos y la prensa sino también las encuestadoras y los Trol en forma constante en  las redes sociales, hay un fluido tan grande de información a favor y en contra, verdadera y falsa que a gran parte de los ciudadanos no les queda más que utilizar su  intuición para hacerse un panorama imaginario de lo que está aconteciendo. Con Biden no habrá mucho cambio y veremos un gobierno limitado por un senado en  mayoría republicano, un gobierno belicista que buscará tener más intervención a nivel internacional acercándose nuevamente a la Unión Europea y la OTAN  para retomar el “orden  antiguo” y también seguramente veremos un desvanecimiento de las relaciones internas del partido demócrata en donde el ala de “izquierda” del partido  se vea traicionada e ignorada por el otro extremo que es en realidad quien tendra el poder en caso de ganar los democratas. Puede pasar cualquier cosa en los próximos días y pese a que la prensa ya da como irreductible la victoria de Biden, y no hay que aventurarse a dar un resultado sabiendo que a ambos bandos les sobra poder y carecen de escrúpulos, por lo que son capaces de realizar cualquier jugada macabra. Si bien es casi seguro que ganará Baiden es mejor esperar a que se dé el resultado oficial de la elección (cosa que no ocurrirá seguramente hasta diciembre) porque cuando se trata de todos estos personajes siniestros ya nada me asombra. Solo el destino nos dirá si gana Biden junto a los Clinton, los Obama y los Soros, y si la guerra civil estadounidense alcanza a detonar por culpa de esta grieta entre los más poderosos.

.

.

Imagen: La Humanidad

Los articulos del diario La Humanidad son expresamente responsabilidad del o los periodistas que los escriben

Spread the love

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email