CRISIS EN PERU: Los verdaderos resultados (Dos muertes y más neoliberalismo)

Nota: Giovanna ConstantiniPeriodista- Lima, Perú

Luego de la marcha de una gran parte de la población peruana y bajo la presión nunca antes vista de los medios de comunicación tradicionales del país, se logró la renuncia del tercer presidente en menos de 5 años. Nuestro país, probablemente, ha sentado un nuevo precedente mundial al tener 4 presidentes en un solo período gubernamental.

Intentar dejar registrado una opinión política en el Perú respecto a los acontecimientos de estos últimos días de “VACANCIAS” “MARCHAS” e “INDIGNACIÓN”, constituye una opinión de ALTO RIESGO, sobre todo, cuando se confrontan posiciones contrarias sobre un mismo hecho político, y el comportamiento zigzagueante con embadurnamiento de oportunismo de quienes intentan hacer política en nuestro país autodenominándose de “izquierda” pero cuyos planteamientos resultan ser funcionales al sistema con el peligro de confundir a la ciudadanía que los llama “de izquierda”. Nada más lejos de la realidad. Un solo ejemplo mencionaré: Rocío Silva Santisteban, congresista por el partido ambientalista Frente Amplio de Peru, se autodenomina izquierdista, pero que desde sus inicios trabajó a favor de la desarticulación de las rondas campesinas para favorecer al gobierno de turno (década del 80), la misma cuya ONG financiada por los fondos USAID trabaja en pared con IDL Reporteros, ONG también financiada por George Soros y manifiesto públicamente por su representante Gorriti. Es a eso a lo que se llama izquierda aquí!. Una Rocío Silva Santisteban que no ha sido capaz de respetar la soberanía de nuestros países hermanos y que se unió en un solo  grito con el llamado “Grupo de Lima” solicitando la intervención de nuestro país hermano Venezuela.

Esta era la primera lista a la que el congreso dijo no. La llamaban comunista, dejando en evidencia el exponencial grado de ignorancia no sólo de nuestra clase política sino de la ciudadanía en general. Pero, hablemos de Sagasti, sionista confeso y parte del llamado Partido Morado cuyo máximo líder Julio Guzmán, ha hecho manifiesta su voluntad de afinar los lazos con Israel a través de tratados comerciales. El imperialismo en su máxima expresión. Son ellos los que ahora están en la máxima magistratura del Perú. Y en el colmo de la ignorancia, los llaman de izquierda. ¿Y en qué comulga, coincide y encuentra punto común con la autodenominada izquierda aquí? Simple, en los temas identitarios, llámese Lgtbyz, dejando de lado los problemas estructurales propios de este sistema esquilmador y depredador.

Los medios de comunicación excelentes representantes del comportamiento pendular, que llevan y traen a la gente en función de sus intereses o de los intereses del grupo social que los financian, en esta crisis política han mostrado su capacidad de manipulación al máximo nivel:

“ayer santificando a la policía hoy demonizándola”.

Se debe entender que las fuerzas armadas y las fuerzas policiales, están organizadas, jerarquizadas, entrenadas, para DEFENDER EL SISTEMA IMPERANTE, sin importar los muertos que puede provocar en el grupo social contrario. Las fuerzas del orden en un mismo sistema, no son buenos hoy y malos al día siguiente.

Es necesario señalar que, Las manifestaciones a lo largo y ancho de nuestro país han mostrado simplemente una ESPONTANEIDAD sin liderazgo y esto como consecuencia de una inexistencia de consenso respecto a sus objetivos, porque esa espontaneidad se ha visto alimentada por un interés común desclasado, y no un interés de clase social.

Protestas en Peru – eluniverso.com

Los objetivos de esta manifestación estuvieron conducidos por los siguientes temas:
a) Vacancia de Merino
b) Regreso de Vizcarra
c) Por una Constituyente para elaborar una nueva Constitución.

Los dos primeros objetivos sí guardaban convergencia, abrigados por una población de mirada mediana, interesada y conservadora, que no ven más allá que su indiferencia para un CAMBIO EN EL PERÚ. Por el contrario, la propuesta por una NUEVA CONSTITUCIÓN se convirtió en la vanguardia que se enfrentó con claridad y dignidad.

Es de un nivel inhumano, precariedad intelectual, aceptar que el costo de la vacancia de Merino se justifique con la vida de DOS valientes jóvenes, estoy segura que en sus pensamientos y objetivo de lucha, era una CONSTITUYENTE, sin embargo, sus memorias hoy navegan en la orfandad, las manifestaciones han culminado con la caída de Merino, ¡Qué costo tan alto se ha pagado por una simple vacancia!

Como lo he sostenido varias veces, el problema de esta Democracia Informal, no es Manuel Merino, convertido en la “cabeza de turco”, el problema principal es el SISTEMA ECONÓMICO POLÍTICO, cuya partida de nacimiento es la Constitución del año1993.

Las manifestaciones fueron creciendo en participación e intensidad, y la derecha conservadora del país y sus gremios empresariales como la CONFIEP, Sociedad Nacional de Industria, los gremios empresariales que dominan nuestra riquezas naturales, comprendieron en el instante, que el objetivo de una nueva Constitución era la punta de “iceberg” y podía llegar a niveles de las manifestaciones de Chile, que acordaron pedirle la “vacancia” a Manuelito, porque la marea estaba por desbordarse, y esto se convirtiera en la chispa de un movimiento sobre la transformación del País. La situación en el país se empezaba a complicar, incluso, para los más media como principales azuzadores.

Manifestante contra el presidente Manuel Merino en la Plaza San Martín de la capital peruana.
Reuters

Sin embargo, y en medio de este contexto inédito, es necesario evaluar los verdaderos resultados de las marchas. No son alentadores,  han dejado una muestra de la derechización de la sociedad peruana, sus objetivos no son respecto a los cambios necesarios que necesita el país, que se administra mediante una constitución que rige desde el año 1993, que quizá fue efectiva para los 10 primeros años, pero que no puede continuar porque estos últimos 17 años solo ha mostrado el enriquecimiento de pocos y la miseria de la gran mayoría de peruanos, la miseria no solamente es monetaria, sino también cultural, intelectual, etc.

Sin duda que el crecimiento del país a partir del año 2000, se ha debido principalmente a un marco legal de protección, ventajas a la inversión de las grandes corporaciones, no solamente en el ámbito minero, sino en todas las áreas de la economía nacional, que lo único que se ha logrado, es que el estado peruano no pueda planificar su futuro, porque todo está en manos de inversionistas privados y ellos al futuro lo escenifican principalmente como la rentabilidad de sus empresas, no importando el desarrollo del País.

Todo ese escenario político o económico, o mejor dicho el sistema político-económico neo liberal ha favorecido a la clase política dominante, enquistada en la Capital desde donde se dictan las leyes o normas que deben ser aceptadas por toda la población peruana, la que desde muchos años ha tomado una posición de conformismo, desánimo en la participación política y su derechización.

Al asumir el cargo Sagasti manifestó su desacuerdo con la devolución de los aportes a los pensionistas de las AFP y su no aprobación a la reestructuración del fondo nacional de pensiones anunciado por el congreso actual y que contaba con la venia del presidente renunciante Merino. Y a sólo 24 horas en el poder, Sagasti anunció el inmediato endeudamiento del país con organismos internacionales para no perjudicar a los más ricos con más impuestos. A solo 5 días las medidas neoliberales no se han hecho esperar, y el Ministro de Energía y Minas anuncia la eliminación de “la consulta previa” en la fase de exploración minera para destrabar las inversiones mineras, lo que ha generado la indignación de los que en un momento respaldaron estos resultados. Las reacciones son de indignación, pero no hay marcha atrás.

La cobertura de los medios 24/7 ya son parte del pasado y las marchas por una “nueva constitución” ya no tienen espacios ni portadas. La posición general del presidente de turno y de los poderes fácticos es que una nueva constitución es innecesaria.

El Perú ha perdido una gran oportunidad con la presencia del Coronavirus que destapó las condiciones precarias y discriminatorias del sistema de salud; así mismo del movimiento social espontáneo que no logró el objetivo fundamental que era concientizar a la población peruana para iniciar la transformación del país, por la INEXISTENCIA de un liderazgo de las fuerzas progresistas, para seguir adormitado con las esperanzas futbolísticas del Perú al mundial de Qatar y con la historia de Claudio Pizarro, como los “grandes personajes” del Bicentenario, realmente qué poca cosa somos, como si no fuera suficiente ver al Perú como el personaje principal de una novela, que se llama “LOS MISERABLES EN UN BICENTENARIO”

.

.

.

Foto: .t13.c

Los articulos del diario La Humanidad son expresamente responsabilidad del o los periodistas que los escriben

Spread the love

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email