‘Golpe cibernético’ global: del 11 de septiembre al 6 de enero (Por Alfredo Jalife-Rahme)

Nota: Alfredo Jalife-Rahme – Analista internacional, médico, profesor, conferencista y periodista   – Mexico

Hace nueve años, el secretario del Pentágono, Leon Panetta, con Obama, advirtió que EEUU vivía un “momento cibernético pre-Pearl Harbor 11/9”. Ahora con el pretexto de la tosca toma del Capitolio, el complejo Pentágono – Deep State – Wall Street – Silicon Valley humilla a Trump, cuando la ‘cibercracia’ le censura sus cuentas en las redes sociales.

El derribo hollywoodense el 11 de septiembre de dos torres gemelas —luego la de un tercer edificio por la tarde—, que al parecer resultó “implosión controlada”, desembocó en el inicio de la restricción de las libertades básicas en EEUU con el republicano Baby Bush, además de sus dos guerras fallidas en Irak y Afganistán para controlar el petróleo de Oriente Medio. El 11 de septiembre impuso el Acta Patriótica para combatir el terrorismo local/ regional/ global.

En ese entonces Baby Bush contaba con el apoyo del Pentágono y del Estado profundo (CIA, FBI, etc). 

Ahora, 20 años después, la agenda del 11/9 ha sido agotada y parece haber sido sustituida por la agenda de la cibercracia del 6/1 impuesta al republicano Trump, un presidente paradójicamente todavía en funciones, por el complejo Pentágono – Deep State – Wall Street – Silicon Valley. 

Destaca el accionar del Big Tech del GAFAM (Google/ Apple/ Facebook/ Amazon/ Microsoft) Twitter que ha emergido como una omnipotente cibercracia que ha propinado de facto un golpe cibernético a escala global y que controlará a la mayoría de los países valetudinarios que fueron hechos prisioneros en sus redes, como elaboré en mi libro de hace dos años La invisible cárcel cibernética.

Hace nueve años, Leon Panetta, secretario de Defensa con Obama, advirtió que EEUU vivía un “momento cibernético pre-Pearl Harbor 11/9, cuando cuatro actores —Rusia, China, Irán e identidades terroristas sin especificar— se disponen a golpear la crítica infraestructura de EEUU”.

Desde entonces, EEUU buscaba su cyber-Pearl Harbor. Washington intentó imponer su modelo SOPA (Stop Online Piracy Act) que provocó la rebelión de la ciudadanía, por lo que Panetta, el exsecretario de Defensa, impulsó CISPA (Cyber Intelligence Sharing and Protection): “propuesta de ley por orden ejecutiva sin anuencia del Congreso y de los ciudadanos, lo cual permite compartir el tráfico de información de internet entre el Gobierno de EEUU y privilegiadas transnacionales tecnológicas. Su objetivo: indagar ciberamenazas y garantizar la seguridad de las redes contra los ciberataques terroristas”.

Hoy, con el 6 de enero el objetivo es triple:

  1. A nivel interno: imponer un nuevo orden doméstico con un partido único de enfoque globalista y con el exorcismo del trumpismo;
  2. El irredentismo de la cibercracia global para someter las soberanías digitales de los países carentes de anticuerpos;
  3. La expansión de la guerra de la ciberseguridad de EEUU contra China y Rusia.

Pat Buchanan, un republicano moderado y exconsultor de tres expresidentes (Nixon/ Ford/ Reagan), comentó que “Trump se tropezó y cayó, y el establishment no va a dejar escapar esta última oportunidad para pisotearlo a él y a su movimiento hasta la muerte”.

Así la grotesca toma del Capitolio está siendo explotada por los pletóricos enemigos de Trump del complejo Pentágono – Deep State – Wall Street – Silicon Valley, incluyendo al eje demócrata de los Clinton/los Obama aliado a George Soros y a un nada desdeñable grupo de poderosos republicanos: Baby Bush, Mitt Romney, Liz Cheney (hija del exvicepresidente Dick Cheney), etc.

Además Trump es ejecutado virtualmente por la vía cibernética con la imposición de una implacable censura multitudinaria por la cibercracia del GAFAM/ Twitter. Los israelíes-estadounidenses —supuestos aliados entrañables de Trump, quien ha sido el que más favores le hizo a Israel como mandatario— también lo arrojaron debajo del autobús como el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, y Larry Fink: mandamás de BlackRock, uno de los máximos gigabancos del planeta con Activos Bajo Gerencia (AUM: Assets Under Management) de 7.800 millones de dólares

Mike Pyle, jefe estratega de inversiones globales en BlackRock, será el economista en jefe de la vicepresidenta, Kamala Harris.

Desde hace 63 años, el presidente general Dwight D. Eisenhower, en respuesta al lanzamiento de Sputnik I, creó la agencia DARPA, como parte del Pentágono, para promover las tecnologías emergentes con fines militares. DARPA fue la creadora del internet que dio vida al núcleo del Big Tech de Silicon Valley, asiento hoy de GAFA y Twitter, ya que Microsoft opera en Redmond (Estado de Washington).

Ahora con el avance de China en la carrera de la Inteligencia Artificial, el Pentágono recupera el control del GAFAM/ Twitter mediante el Consejo de Innovación de Defensa (DIB: Defense Innovation Board) que jefatura el israelí estadounidense Joshua Marcuse.

¿La cibercracia y su maridaje con el Pentágono, mediante su ‘golpe cibernético’ del 6 de enero, pretende avanzar la agenda de ciberseguridad rezagada de EEUU frente a Rusia y China?

El proyecto de ciberseguridad del Pentágono —que lleva un año de atraso— a un costo de 2.000 millones de dólares ha sido ralentizado debido a varias fallas, según un reporte interno de Robert Behler, quien sentencia la falta de protección de sus redes frente a “verdaderos ciberataques” que le endosan a los hackers rusos.

El Pentágono se enfoca de lleno en su ciberseguridad para los próximos 25 años que va de la mano con la Estrategia Nacional de Defensa de 2018.

En una entrevista a la agencia iraní Tasnim News Agency, James Jatras, exdiplomático y consejero de los republicanos en el Senado, sentenció “la ilusión de la ‘democracia'” cuando la “Constitución y las leyes han desaparecido”. Adujo que la toma del Capitolio el 6 de enero y la reacción son el “equivalente funcional del Reichstag Fire (incendio del Parlamento alemán) de 1933, usado por los nazis para establecer su ley de emergencia”. 

Jatras avizora que “después del 20 de enero,seguirá una ráfaga de acciones ejecutivas y legislaciones para quitar los últimos vestigios de lo que fue un país libre” cuando “la Primera Enmienda (libertad de expresión, de religión y de asociación) son solo formalidades ahora y la Segunda Enmienda (derecho a portar armas, lo cual es considerado fundamental al concepto estadounidense de ciudadanía libre) se encuentra en serio peligro”.

Antes del 6 de enero el intempestivo cuan temerario Trump había quedado aislado por el complejo Pentágono – Deep State – Wall Street – Silicon Valley, incluyendo a Hollywood y hasta la NBA, y solo le quedaban sus partidarios en la calle,mientras todos los 10 exsecretarios vivientes del Pentágono relucían su patente rechazo a cualquier veleidad del presidente saliente para imponer la ley marcial.

Después del 6 de enero ya no quedó duda de qué lado estaba el Pentágono cuando el jefe de las Fuerzas Armadas Conjuntas, general Mark Milley, se pronunció inequívocamente a favor de Biden, lo cual fue insólitamente inédito estando todavía en funciones Trump, a quien le promovían en forma simultánea un histórico segundo impeachment en la Cámara de Representantes, a mayoría demócrata.

Como si lo anterior fuera poco, el general Mark Milley, recordó a los principales líderes militares el “límite de la libertad de expresión del Ejército”.

Se desprende un trilema que exacerbó el 6 de enero:

  1. Un partido totalitario único con algunos adherentes republicanos anti-Trump; 
  2. Las secesiones desde Texas hasta California; 
  3. Una guerra civil.

El epílogo del trilema dependerá de la cohesión del Ejército, cuya conformación es muy similar a la demografía dislocada de EEUU: con 70% blancos.

¿La tosca toma del Capitolio durante el día —se supone que los golpes verdaderos se propinan en las noches— sirvió de coartada para la imposición de la censura por la cibercracia del GAFAM/ Twitter bajo la égida de la ciberseguridad del Pentágono?

La gran incógnita es el Ejército, cuyo destino definirá el trilema.

.

Alfredojalife.com

.

Imagen: ondacero

Los articulos del diario La Humanidad son expresamente responsabilidad del o los periodistas que los escriben

Spread the love

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email