21 DE SETIEMBRE – DÍA INTERNACIONAL PARA LA PAZ.

Establecido en 1981, por la ONU, res.36/67 de la Asamblea General, se conmemora a partir de
1982.
En 2001, la Asamblea General, por res. 55/282, se establece el 21/9 como día de Cesación del
Fuego y la No Violencia.
El 19 de diciembre de 2016, la Asamblea General de la Naciones Unidas aprobó reconocer el
Derecho Humano a la Paz, como parte de la tercera generación : los denominados “derechos
de solidaridad”.
En el Artículo 1ro. se declara:
“Toda persona tiene derecho a disfrutar de la paz de tal manera que se promuevan y
protejan todos los derechos humanos y se alcance plenamente el desarrollo”.
Coincide en su espíritu con el concepto de paz, como lo dice la UNESCO:
“…es incompatible con la desnutrición, con la miseria o con la negación del derecho de los
pueblos a disponer de sí mismos….Sólo puede ser duradera una paz justa que se funde en el
respeto de los derechos humanos.”
Muchas regiones del planeta viven hoy circunstancias traumáticas para cientos de millones de
seres humanos.
La guerra en Siria, Irak, Yemen y otras regiones del Cercano Oriente, la trágica marcha de
niños, mujeres y hombres huyendo de la guerra y el hambre, muchos de ellos dejando su vida
por el camino, la extrema pobreza y la violencia en África, son los síntomas más notables del
tremendo momento que se vive.
La reciente información sobre 821 millones de personas que pasan hambre, cifra que viene
creciendo desde hace tres años, es vergonzante.
Mientras tanto las grandes potencias mundiales siguen impulsando una creciente carrera
armamentista, que supera cada año y que lleva a todas partes del mundo las armas con que se
impulsan guerras, conflictos violentos.
Así Alemania, tercer productor de armamentos duplica sus ventas a Israel, Emiratos Árabes y
otros.
Así Rusia, segundo productor mundial de armamentos, entrega armas a Siria e Irán.
Así, EEUU, principal vendedor de armas, promueve las compras de armas por todo el mundo.
Así España incrementa la venta de armas en diversas regiones, a pesar de la protesta de las
instituciones que defienden la Paz.
Lamentablemente, también en América Latina, aunque en una menor proporción se
acrecientas las ventas de armas.
Países con un alto índice de pobreza, en América Central, como Nicaragua Honduras y
Guatemala aumentan en forma importante sus gastos militares.
En América del Sur, no podemos dejar de mencionar la difícil crisis que vive el pueblo de
Venezuela y de manera especial señalar la situación de Brasil, donde se mantiene encarcelado
al Ex presidente Lula, para impedir su participación en las próximas elecciones de octubre, y
así limitar el derecho del pueblo brasileño a elegir su gobierno.

Spread the love

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email