EL PENSAMIENTO PEDAGÓGICO DEL MAESTRO JULIO CASTRO

Nota: Maestro Víctor Brindisi
Movimiento de Educadores por la Paz – Uruguay.
(IPB) – Buró Internacional de la Paz – América Latina.

• Quiero agradecer a los compañeros de ADEMU Mdeo. la invitación para participar en esta  Jornada. Dada la dura circunstancia del fallecimiento del Maestro Miguel Soler, el pasado día 19, quiero  rendir, junto a ustedes, mi cálido homenaje al mismo. 

Nadie podría hacer una intervención tan calificada como él, hablando de Julio Castro, su  amigo, su compañero de militancia, su hermano. 

Los aportes que realice, estarán basados en documentos aportados directamente por el  Maestro Miguel. 

• Para hablar del pensamiento pedagógico de Julio Castro, tendríamos que remontarnos a su  niñez campesina, su pasaje por la Escuela Rural, su destacada formación magisterial, y su  labor docente. 

Nace en La Cruz, Dpto. de Florida el 13 de noviembre de 1908. 

Recibido de maestro en 1927, se desempeñó, concursos mediante, en todos los niveles de la  carrera magisterial hasta culminarla como Maestro Inspector Departamental de Enseñanza  Primaria de Montevideo, en 1954. 

Inicia, en 1952, una prolongada serie de actividades con la UNESCO, comenzando por ocupar el  cargo de Subdirector del Centro Regional de Educación Fundamental para América Latina (CREFAL), organización que junto al Gobierno de México, pusieron en marcha, en Pátzcuaro,  

Michoacan, la formación de Educadores de Comunidad para todo el continente. Durante casi dos décadas, recorre casi todos los países de la región, y trabaja en múltiples  proyectos, destacando siempre con firmeza y realismo las duras condiciones en que viven  millones de niños, mujeres y hombres. 

Culmina su actuación, en 1971, trabajando en la elaboración de un importante documento, en  el Encuentro Regional de Especialistas, que organizó la Comisión Internacional para el  Desarrollo de la Educación, que presidida por el Prof. Edgar Faure, elaboró el Informe  APRENDER A SER.  

• De las múltiples actividades y documentos que produjo en su activa carrera, tomaremos  tres para destacar su claro pensamiento, que ordeno en forma cronológica: 

A) En 1944, entre sus obras principales, muchas de ellas premiadas, escribe “El Banco  Fijo y la Mesa Colectiva. Vieja y Nueva Educación”.  

Allí desarrolla los valores fundamentales de la Nueva Educación. 

Señala el pleno derecho que niños y adolescentes tienen al pleno cumplimiento de sus  Derechos Humanos, que emana de una nueva visión de los mismos. 

B) En 1945, se inicia en Uruguay, promovido por estudiantes magisteriales, el  desarrollo de las Misiones Socio-Pedagógicas, en Caraguatá, Tacuarembó, que Julio  acompaña, como Maestro. 

La importante denuncia social, que provocan esta y las siguientes Misiones,  encabezadas por los artículos de Julio y otros participantes, sobre las duras condiciones de  vida de los Rancheríos en el Uruguay, impactan la opinión pública. 

Quienes tuvimos, como estudiantes magisteriales, la ocasión de participar en las  mismas, podemos señalar la importancia que tuvo en nuestra formación. 

C) En 1948, resume en un documento los valiosos conocimientos de su recorrido por  países del continente. 

“Como viven “los de abajo” en los países de América latina”. Allí vuelve a describir, con  justeza, la dura vida de millones de seres y la necesidad de cambios en la estructura socio económica de los países.

A estos tres ejemplos habría que agregar la importancia de la obra de Julio Castro como  periodista, a través de muchas publicaciones en periódicos y revistas, fundamentalmente en el  Semanario Marcha.  

Tampoco podemos omitir la participación del Maestro en múltiples congresos y actividades  públicas, señalando en particular, por aproximación a los Maestros, la fundación de la  Federación Uruguaya del Magisterio (FUM), en 1945, y la redacción de un nuevo Programa de  Educación en Escuelas Rurales, en 1949.  

Julio Castro en Ecuador / Foto: Cuaderno de Historia 12, Biblioteca Nacional.

• Finalmente, junto al fundamental aporte al pensamiento educativo debemos destacar la  figura de Julio como un luchador, social, político, como un hombre comprometido con su  país, con sus hermanos, con la libertad, con la democracia. 

Nunca escapó a los compromisos de hablar y actuar con franqueza, con sencillez. Su  importante labor periodística está destinada a calar en lo más hondo, a combatir sin prejuicios  los males que azotaban el país y la región, el imperialismo del norte, la explotación de los  pobres, la miseria en que vivían millones de campesinos en el continente. 

Julio era consciente de que la dictadura, en su tarea represiva reprimía, torturaba, asesinaba.  Prefirió quedarse, como dice en algunas cartas, a ayudar a los compañeros. “Seguimos aquí  porque todavía somos útiles para algunas pequeñas cosas” … ”No podemos siquiera  organizar un grupo de ayuda, ni reunirnos algunos para ver que se puede hacer. Hay colegas  que no tienen qué comer. Hay otros que se quedan sin casa”….”Aquí las cosas siguen igual,  con signos de descomposición y el correspondiente tufo”.  

Ya en plena dictadura es secuestrado, en las proximidades de la Av. Rivera y Fco. Llambí, el día  1ro. de agosto 1977, y  llevado luego  a una casona próxima a la Av. Millán e Instrucciones, donde es  torturado y asesinado, presumiblemente el día 3 de agosto. 

Se intenta esconder el secuestro y asesinato, mediante la falsa información de su salida al  exterior (Buenos Aires) en setiembre del mismo año. 

Más allá de los reclamos de VERDAD Y JUSTICIA, recién a fines del 2011 se encuentran restos  óseos en campos linderos al Batallón Nro. 14 de Toledo, que confirman su cruel asesinato. Seguimos reclamando VERDAD Y JUSTICIA Y CASTIGO A LOS CULPABLES. 

Maestro Víctor Brindisi 

Montevideo, 28 de mayo de 2021

Maestro Víctor Brindisi
Movimiento de Educadores por la Paz – Uruguay.
(IPB) – Buró Internacional de la Paz – América Latina.

.

.

Foto: Aparece en las colecciones:Imágenes y documentos – Julio Castro

Los articulos del diario La Humanidad son expresamente responsabilidad del o los periodistas que los escriben

Spread the love

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email