Ultimas palabras del Che hace 51 años: Pongase sereno y apunte bien… Va a matar a un hombre!

Hace 51 años moría un hombre, pero también irreductiblemente nacía un nuevo Che Guevara que se mantendria en la historia, en las mentes y en las luchas de otros hombres.

Nota: Diego Ramirez- Periodista- Uruguay

El 7 de Octubre de 1967 en las inmediaciones de La Higuera  en Bolivia, Ernesto Che Guevara escribio en su diario:

“OCTUBRE 7. Se cumplieron los 11 meses de nuestra inauguración guerrillera sin complicaciones, bucólicamente; hasta las 12.30 hora en que una vieja, pastoreando sus chivas entró en el cañón en que habíamos acampado y hubo que apresarla. La mujer no ha dado ninguna noticia fidedigna sobre los soldados, contestando a todo que no sabe, que hace tiempo que no va por allí. Sólo dio información sobre los caminos; de resultados del informe de la vieja se desprende que estamos aproximadamente a una legua de Higueras y otra de Jagüey y unas 2 de Pucará. A las 17.30, Inti, Aniceto y Pablito fueron a casa de la vieja que tiene una hija postrada y una medio enana; se le dieron 50 pesos con el encargo de que no fuera a hablar ni una palabra, pero con pocas esperanzas de que cumpla a pesar de sus promesas. Salimos los 17 con una luna muy pequeña y la marcha fue muy fatigosa y dejando mucho rastro por el cañón donde estábamos, que no tiene casas cerca, pero sí sembradíos de papa regados por acequias del mismo arroyo. A las 2 paramos a descansar, pues ya era inútil seguir avanzando. El Chino se convierte en una verdadera carga cuando hay que caminar de noche.

          Integrantes de la Guerrilla armada por el Che en Bolivia.

 

El Ejército dio una rara información sobre la presencia de 250 hombres en Serrano para impedir el paso de los cercados en número de 37 dando la zona de nuestro refugio entre el río Acero y el Oro. La noticia parece diversionista. h-2,000 ms.”

El Che es sorprendido

El dia 8 de octubre las fuerzas del gobierno los sorprenden en la quebrada del Churo, por lo que el Che decide rápidamente dividirse en dos grupos.

Arma un grupo con los enfermos que lo envía adelante, mientras el se queda con el segundo grupo para enfrentar a los soldados del ejercito Boliviano. Uno de sus compañeros de lucha Harry Villegas (El Pombo) que partió en el grupo de enfermos contaba respecto a ese dia:

“Yo pienso que él pudo escapar. Pero traía un grupo de gente enferma que no se podía desplazar a la misma velocidad que él. Cuando el ejército comienza la persecución, decide pararse y dice a los enfermos que sigan. Entretanto el cerco se va cerrando. Sin embargo, los enfermos logran salir. O sea, el enemigo fue más lento que los enfermos. A los que venían en la persecución directa, el Che los aguanta. Cuando él va a continuar, el cerco se cerró y entonces se produce el enfrentamiento directo. Pero si él hubiese salido con los enfermos, se habría salvado.”

 

El Che es Capturado Herido

Luego de unas horas de enfrentamientos el Che es herido en la pierna pero no de gravedad.

Continúan luchando contra el ejército hasta que los cercaron por completo y los captura, al Che junto a Simeón Cuba (El Willy).

Algunos de ellos logran esquivar el cerco, mientras que los cuerpos sin vida de   Aniceto Reinaga, Rene Martinez y Orlando Pantoja quedaron tendidos en aquella histórica  batalla en Bolivia.

Los de la primera columna lograron escapar casi todos menos el Ñato Méndez que fue herido de muerte por el ejército, pero los otros cinco guerrilleros lograron cruzar la frontera con rumbo a Chile.

El Che y El Willy fueron trasladados a la escuela de La Higuera en donde los tenían recluidos en distintos salones.

Al día siguiente ingresan en la escuela a Juan Pablo Chang (El Chino) que había sido capturado unas horas antes.

El 9 de Octubre en horas de la mañana el gobierno de Bolivia da la noticia de que el Revolucionario Ernesto Guevara había sido muerto en  combate el día anterior.

Llegan Agentes de la CIA

En ese mismo momento llegaban a la escuela de La Higuera el Coronel Joaquín Zenteno Anaya y el agente de la CIA el Cubano-Estadounidense Felix Rodriguez.

Alrededor del mediodía el agente de la CIA Félix Rodríguez recibe la orden de ejecutar a el Che Guevara.

Minutos después de comunicarle a los militares Bolivianos que había que fusilarlo, el mismo se presenta ante el Che y le trasmite la noticia de que será fusilado.

Momentos después Félix Rodríguez lo retira del salón e intenta interrogarle mientras le toma varias fotos.

Félix Rodríguez dirigió su orden al Sargento Terán para que se encargara de fusilar al Che.

La orden era dispararle solo del cuello para abajo ya que debía aparecer como muerto en combate.

El Sargento Terán habló con el Coronel Pérez para corroborar el fusilamiento y este le dijo que ejecutara la orden cuanto antes.

El Che en Bolivia- Foto AFP

Asesinato a Sangre Fria

El mismo Sargento Terán cuenta lo que fue para él aquel momento:

“Ese fue el peor momento de mi vida. Cuando llegué, el Che estaba sentado en un banco. Al verme dijo: «Usted ha venido a matarme». Yo me sentí cohibido y bajé la cabeza sin responder. Entonces me preguntó: «¿Qué han dicho los otros?». Le respondí que no habían dicho nada y él contestó: «¡Eran unos valientes!». Yo no me atreví a disparar. En ese momento vi al Che grande, muy grande, enorme. Sus ojos brillaban intensamente. Sentía que se echaba encima y cuando me miró fijamente, me dio un mareo. Pensé que con un movimiento rápido el Che podría quitarme el arma. «¡Póngase sereno —me dijo— y apunte bien! ¡Va a matar a un hombre!». Entonces di un paso atrás, hacia el umbral de la puerta, cerré los ojos y disparé la primera ráfaga. El Che, con las piernas destrozadas, cayó al suelo, se contorsionó y empezó a regar muchísima sangre. Yo recobré el ánimo y disparé la segunda ráfaga, que lo alcanzó en un brazo, en el hombro y en el corazón. Ya estaba muerto.”

Ese mismo día su cuerpo fue trasladado en un helicóptero al Hospital de Vallegrande en donde quedó en exposición durante el resto del día para que lo vieran y tomaran fotos del glorioso Guerrillero “caido en combate”

Su cuerpo mantenía sus ojos abiertos como sabiendo que en verdad él no moriría nunca y estaría vivo siempre en la mente de cada persona que se levante indignada contra alguna injusticia.

Algunas personas se acercaban y le cortaban un mechón de pelo para llevarse como recuerdo o como amuleto de aquel enorme luchador de América Latina.

Esa misma noche le cortaron las manos al cuerpo sin vida del Che para tener la prueba de su muerte y el resto del cuerpo se hizo desaparecer. Terán dijo que el cuerpo había sido incinerado y otros decían que él mismo había sido enterrado.

Los Restos del Che

Luego de muchos años de búsqueda y de negociaciones, el 28 de junio de 1997 son encontrados  siete cuerpos enterrados clandestinamente y uno de ellos respondía a todas las características del cadáver del Che.

Posteriormente el 12 de julio de 1997 sus restos fueron trasladados a Cuba donde fueron recibidos por una multitud de personas que los trasladó a Santa Clara para ser sepultados en su memorial, lugar en donde también llevaron a sepultar a casi todo el  resto de los compañeros que pelearon junto a él en sus últimas batallas.

Por esas cosas que tiene la vida, en el año 2007 un grupo de médicos Cubanos que operaban en un marco de solidaridad con el pueblo Boliviano y con el presidente Evo Morales, le devuelve la vista luego de una operación  a Mario Terán, aquel que temblaba y se mareaba ante la enorme figura de uno de los más grandes luchadores sociales de la historia del mundo.         

 

 

“En su mente y en su corazón habían desaparecido las banderas, los prejuicios, los chovinismos, los egoísmos, ¡y su sangre generosa estaba dispuesto a verterla por la suerte de cualquier pueblo, por la causa de cualquier pueblo, y dispuesto a verterla espontáneamente, y dispuesto a verterla instantáneamente!”

Fidel Castro- 18 de Octubre del 1967 Plaza  de la Revolución

 

Spread the love
  • 25
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email