[CHÁVEZ AHORA] Las Zonas Especiales según Chávez

Escrito por Gerardo Rojas

Entre las leyes habilitantes aprobadas por Chávez, que impulsaban un modelo antineoliberal, y que motivaron el golpe de abril del 2002, estaba la Ley de Zonas Especiales de Desarrollo Sustentable[i] (ZEDES), la que está siendo recordada en estos días por la aprobación en la Asamblea Nacional de la Ley Orgánica de Zonas Económicas Especiales[ii]. Por ello es propicio recordar lo planteado por Chávez:

“Como parte de las leyes habilitantes una de ellas, muy estratégica para orientar el modelo de desarrollo endógeno, ese desarrollo estratégico al que me he referido contenido en la Constitución, la Ley de Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales”.

Ese modelo de desarrollo está directamente vinculado a la Agenda Alternativa Bolivariana.

Agenda Alternativa Bolivariana

La Agenda Alternativa Bolivariana (AAB), escrita en el 1996, forma parte de los documentos y propuestas iniciales que impulsaron las fuerzas revolucionarias. Chávez comparte:

“Ante la ofensiva neoliberal entonces surge aquí ahora un arma para la contraofensiva total, se comprenderá que nuestra agenda es alternativa porque presenta no solo una opción opuesta a la del actual gobierno transnacionalizado sino que va mucho más allá, pues pretende constituirse en el puente por donde transitaremos hacia el territorio de la utopía concreta el sueño posible”[iii].

Ese sueño posible que estaba expresado en un plan estratégico, el Simón Bolívar, que exigía “llevarlo a niveles tácticos, concretos y hay que financiarlos, hay que inventar, hay que crear, hay que soltar la creatividad, la innovación”[iv], para poder llevarlo a la realidad.

Retomado para la profundización de la revolución en el 2001, y con más fuerza luego del golpe de abril y del sabotaje petrolero, ambos del 2002. Es decir, fue una iniciativa para revertir una dura situación económica, política y social.

“Una Agenda Bolivariana para enfrentar las dificultades que nos dejó la conspiración, que nos dejó el sabotaje petrolero, una Agenda Bolivariana para reimpulsar el país, para retomar el sendero del crecimiento económico, para consolidar el desarrollo social y continuar avanzando. Esa agenda está en marcha, sólo que estamos sobre la marcha profundizándola”[v].

Líneas estratégicas

La AAB contaba con ocho líneas estratégicas, la primera: “El papel del Estado: Propietario, promotor, regulador. El neoliberalismo decía que el Estado tenía que desaparecer y nosotros no, el Estado hay que potenciarlo”[vi].

La segunda línea estratégica:

“Política petrolera: internalización. Ahora es cuando vamos a ir a fondo, porque ahora es cuando tenemos el control, la República tiene el control de PDVSA… cuando hicimos la Ley de Hidrocarburos, que es una de las causas del golpe, porque cuando se aprobó los primeros que saltaron fueron los de PDVSA… dijeron no, con esta ley vamos a empezar a perder privilegios y trataron hasta de derrocar el gobierno para eliminar las leyes y la Constitución y ahora son ellos los que bueno tuvieron que irse”[vii].

Las otras seis líneas son: propiedad y gestión del aparato productivo, democracia económica, la tercera; cuarta: educación, cultura, ciencia y tecnología. Proyecto autónomo e independiente;  quinta: la deuda externa, “Planteábamos entonces, la necesidad de renegociar la deuda externa, en eso hemos avanzado muy poquito, porque es un tema bastante complejo porque es un tema internacional”[viii]; sexta: Equilibrios macroeconómicos; séptima: Equilibrios macrosociales y finaliza con la octava: Dinamización de la producción.

Era la visión que motivaba la Ley ZEDES, por ello “dentro del proyecto de la Agenda Alternativa Bolivariana, hemos diseñado las figuras de las zonas económicas especiales”[ix], para apalancar el desarrollo endógeno.

Desarrollo Endógeno

La concreción de la AAB estaba basada en: “el modelo endógeno de desarrollo, que nació para darle curso al proyecto bolivariano y desarrollo a la Constitución, la Ley de las Zonas Económicas Endógenas Sustentables”[x], nos decía el Comandante Chávez, quien remataba planteando:

“El desarrollo desde dentro del país, un modelo antineoliberal que está en la Constitución, pero hay que darle mayor concreción; Venezuela tiene un potencial gigantesco que desarrollar, toda esa tierra, todas esas aguas, todas esas minas, todo ese petróleo, todo ese gas, todo ese mar”[xi].

Un modelo abierto al mundo, pero basada en el desarrollo desde dentro:

“No queremos decir que va a hacer un desarrollo autárquico, encerrado, no, no, es imposible; es un desarrollo abierto pero endógeno, que no depende de que el Fondo Monetario le dé la gana o no le dé la gana de darnos un crédito. Que a las empresas transnacionales les provoque o no les provoque invertir; si vienen mucho mejor, como lo están haciendo, eso sí inversiones productivas no queremos capitales golondrinos”[xii].

Apostando a la fuerza propia, sin dependencia del FMI, ni del capital especulativo. Haciendo un ejercicio crítico, además, de uno de los temas que suelen usarse para motivar ese marco jurídico, la sustitución de importaciones:

“¿Cuál fue una de las causas del fracaso del modelo de sustitución de importaciones?, que ha servido a los neoliberales para decir que el Estado no debe intervenir en la economía y no sé cuántas otras necedades: quiso copiar el modelo productivo de los países desarrollados, sin tomar en cuenta nuestras especificidades y se orientó a la producción de bienes y de servicios destinados a la clase media y alta, pero aquí nadie pensó nunca en producir para satisfacer las necesidades de la mayoría de los venezolanos, de los pobres”[xiii].

La mayor suma de felicidad

Necesario es el desarrollo de la producción soberana, pensando en satisfacer las necesidades de las mayorías populares, los y las pobres de la patria. Por ello planteaba:

“Produzcamos para el consumo de las mayorías, al menor costo posible, desmoronando los mecanismos capitalistas especuladores, que le compran barato al productor primario y le venden muy caro al consumidor final, y condenan a las mayorías al sub consumo, a la sub alimentación, a la pobreza”[xiv].

Allí un objetivo bien claro del modelo de desarrollo a impulsar, en el que la Ley de las ZEDES era una herramienta, pero la tarea debe verse en sentido amplio, porque: “es un sistema completo el que hay que cambiar, desde los mecanismos productivos, los intermediarios, los mecanismos de comercialización y hasta los patrones de consumo hay que cambiarlos”[xv].

Lo que solo es posible logrando concretar la mayor suma de felicidad posible en el pueblo venezolano, para ello es necesario:

“Generar empleos, trabajo y felicidad para todos que es el lema de la revolución Bolivariana. Felicidad para todos los Venezolanos, igualdad, trabajo, vivienda, tierra, producción, alimentos, estudio, educación, salud esa es la meta de la revolución, la meta de la revolución es la felicidad de los seres humanos de todos nosotros”[xvi].

Eso sí, para que así sea, es necesario impulsar un desarrollo territorial equilibrado.

Desarrollo territorial

Mirar el mapa todo, ver potencialidades, reenfocar esfuerzos en función de las necesidades populares; allí la tarea de la Revolución Bolivariana, lo que implicaba desplegar varias escalas, desde lo local a lo nacional, e internacional. En todas ellas era necesaria la integración.

Chávez nos lo decía de la siguiente forma: “Creo que lo más prioritario que hay que atender es la integración de nuestros territorios hacia adentro, y por eso ese modelo de desarrollo de las Zonas Económicas Sustentables”[xvii].

Miradas así, no eran enclaves aislados para construir otras realidades institucionales, económicas o sociales, en paralelo al país, sino espacios con incentivos y facilidades para permitir su integración y desarrollo. Fortaleciendo las partes, para verse efectivamente como un todo, la nación en su real dimensión.

“Por eso el esfuerzo que estamos haciendo de integrar a Venezuela respetando a las regiones, orientando un principio de la descentralización desconcentrada, para integrarla internamente, ¿como un cuerpo que esté desintegrado se va a integrar a otro?, imposible. ¿Como tú vas a integrar un país con otros, si tienes excluidos a más de la mitad de la población?, tienes que integrar a toda esa población en un gran esfuerzo humano, moral”[xviii].

Sintetizaba la propuesta el comandante de la siguiente forma:

“Continuaremos impulsando el proyecto que se resume con una frase: construir un país soberano, fortalecer nuestra soberanía nacional y contribuir a la forja en este siglo de un mundo pluripolar… donde se respeten los derechos humanos, las instituciones internacionales, los códigos internacionales, el derecho internacional, la soberanía de las naciones y los derechos inalienables de todos los pueblos de este planeta”[xix].

Pero no se puede hablar de soberanía, ni de desarrollo territorial, sin control social de las mayorías del territorio, de la tierra necesaria en manos del pueblo pobre, sin la transformación de lo que produzca, sin el desarrollo de todo nuestro potencial.

Financiamiento

La tarea era asumir un impulso de la producción agrícola, también su procesamiento, con la industrialización a diversas escalas, además del desarrollo aguas abajo de Pdvsa y de las empresas básicas de Guayana, “por eso se llaman empresas básicas para generar un Polo de Desarrollo”[xx], también la petroquímica era un punto fuerte del plan.

Del análisis territorial Chávez plantea el ir construyendo:

“Tres ejes: el Norte Costero, el Orinoco Apure y el Norte Llanero y que sobre ellos vamos a ir instalando polos de desarrollo y los núcleos de desarrollo endógeno[xxi] (…) pero no nos alcanza el dinero, y ahora menos con ese terrible daño que nos han hecho a todo el país con este sabotaje petrolero”[xxii].

La ley constituía un Fondo Nacional para el Financiamiento, pero fondo sin recursos no es fondo, así que la tarea era buscar opciones para su implementación, sobre todo cuando recién iniciaba la recuperación de la industria petrolera, luego del sabotaje del 2002.

Era una decisión política, en el marco de un plan estratégico, sin un boom del precio del petróleo que lo respaldara. Una de las opciones de financiamiento fue la realización de ciertas operaciones del Banco Central de Venezuela para poner parte de sus recursos al servicio del desarrollo del plan:

“¿Qué significa esto? Bueno que el Banco Central puede adquirir por ejemplo papeles, pagarés por ejemplo el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social abre una línea de créditos a los productores de arroz en Guárico, Portuguesa, Barinas pero no tiene dinero el banco el nuestro el del Estado no le alcanza pues”[xxiii].

Pero el reto implicaba un gran esfuerzo de todos y todas, “en verdad el país necesita que metamos la mano los privados, el sector público y otras instituciones en un plan coordinado, para impulsar el desarrollo del país”[xxiv].

Pagar impuestos

Por supuesto que otra opción de financiamiento es el cobro de impuestos, con todo y que la ley asume la implementación de incentivos y facilidades, donde usualmente estos se exoneran. En el acto del lanzamiento de la Ley de las Zonas Especiales de Desarrollo Sustentable, plantea:

“En la medida en que recojamos los impuestos de los que no quieren pagar, sobre todo los más ricos no quieren pagar impuestos, pues van a tener que pagar hasta el último centavo de los impuestos que le deben al pueblo porque esa plata es del pueblo, “Al Dios lo que es de Dios, al César lo que es del César, y al pueblo lo que es del pueblo”. Los impuestos hay que cobrarlos”[xxv].

Hay que cobrarlos, sobre todo diferenciando a quien más tiene, que suele ser también quien más debe:

“Eso es otra cosa, aquí hay empresarios que no quieren pagar impuestos y sobre todo los más altos, los más grandes, porque estoy seguro que ustedes pagan impuestos. Aquí los que se acostumbraron a evadir impuestos son los que más real tienen y los que más real ganan… tendría que ir preso por violar la Constitución”[xxvi].

Una opción que planteaba Chávez para realizar el pago, era un canje sobre inversión productiva:

“Estoy de acuerdo en que una parte de esa deuda nosotros busquemos un mecanismo de canje, de deuda por inversión productiva y por generaron de empleo, es totalmente factible. Comencemos por una parte pequeña pues, pero si un grupo de empresarios me dice: Mire presidente, nosotros estamos dispuestos a generar tantos miles de empleos entre todos nosotros, y este es el  plan y tenemos esta deuda, nosotros perfectamente podemos hacer el cambio de esa deuda por inversión para generar empleo productivo”[xxvii].

Caminemos con nuestros propios pies

Sin duda que toca hacer una evaluación crítica de lo impulsado con la ley de ZEDES, pero partiendo de que la Revolución Bolivariana asume la construcción de un proyecto de país desde la soberanía y la independencia. En nuestros propios pies, mirándonos dentro, para proyectar lo que somos y lo que queremos ser, sigue estando parte importante de las claves para avanzar.

“Aprendamos de los golpes, de las caídas, de los dolores y levantémonos pues definitivamente y caminemos con nuestros propios pies y construyamos una visión moderna, una visión de Siglo XXI, una visión dinámica, flexible y amplia, diversas como somos nosotros en los genes, la Venezuela que nunca hemos tenido”[xxviii].

Una vez desarrollada el contexto y motivación que parió la ley ZEDES, toca preguntarse: ¿Es obligación que la Ley Orgánica de Zonas Económicas Especiales, recién aprobada por la Asamblea Nacional, sea igual a la del 2001? No, por supuesto que no. Pero en todo caso, tampoco debería usarse el nombre de Chávez para justificarla[xxix].

Las aspiraciones de quienes impulsan la actual ley, con todo y los cambios realizados para su aprobación[xxx] (producto de diversas voces criticas que señalaban la propuesta como violatoria de los principios básicos que ha defendido la Revolución Bolivariana y la constitución), buscan consolidar otro modelo de desarrollo, donde la reproducción del capital y su lógica neoliberal es el objetivo. Justo contra lo que Chávez luchó siempre. 


[i] Decreto Con Rango Y Fuerza De Ley De Zonas Especiales De Desarrollo Sustentable (Zedes). Gaceta Oficial De La República Bolivariana De Venezuela N° 5556. 13/11/ 2001. Ver: https://n9.cl/tcucj

[ii] Sala Constitucional Del Tsj Declaró Constitucionalidad Del Carácter Orgánico De La Ley Orgánica De Las Zonas Económicas Especiales. 06/07/2022. TSJ.gob.ve. Ver: https://n9.cl/cf5guz

[iii] Hugo Chávez Frías. Acto de Reactivación Industrial y la Recuperación del Empleo Productivo. Todo Chávez en la Web. Instituto de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante Chávez. Edo. Bolívar, Venezuela. 09/08/2002. Ver: https://n9.cl/dgvfe

[iv] Hugo Chávez Frías. Acto de firma del convenio marco entre Gobierno y FEDECAMARAS. Todo Chávez en la Web. Instituto de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante Chávez. Edo. Apure, Venezuela. 04/04/2003. Ver: https://n9.cl/3ypw0

[v] Ibíd.

[vi] Hugo Chávez Frías. Aló Presidente N° 137. Todo Chávez en la Web. Instituto de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante Chávez. Caracas, Venezuela. 02/02/2003. Ver: https://n9.cl/amvpw

[vii]Ibíd.

[viii] Ibíd.

[ix] Hugo Chávez Frías. Discurso en apoyo a los empresarios. Todo Chávez en la Web. Instituto de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante Chávez. Caracas, Venezuela. 18/11/2003. Ver: https://n9.cl/19obn

[x] Hugo Chávez Frías. Aló Presidente N° 159. Todo Chávez en la Web. Instituto de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante Chávez. Edo. Zulia, Venezuela. 10/08/2003. Ver: https://n9.cl/kq15i

[xi] Hugo Chávez Frías. Acto de firma del convenio marco entre Gobierno y FEDECAMARAS. Op. Cit.

[xii] Hugo Chávez Frías. Aló Presidente N° 159. Op. Cit.

[xiii] Hugo Chávez Frías. Aló Presidente N° 205. Todo Chávez en la Web. Instituto de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante Chávez. Edo. Zulia, Venezuela. 26/09/2004. Ver: https://n9.cl/dctkw

[xiv] Ibíd.

[xv] Ibíd.

[xvi] Hugo Chávez Frías. Acto de lanzamiento de la Ley de Zonas Especiales de Desarrollo Sustentable y entrega de créditos. Todo Chávez en la Web. Instituto de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante Chávez. Edo. Mérida, Venezuela. 26/01/2002. Ver: https://n9.cl/76owr

[xvii] Hugo Chávez Frías. Acto de Juramentación Ministro de Estado para la Coordinación y Control de las Zonas Especiales de Desarrollo Sustentable en Santa Elena de Uairen. Todo Chávez en la Web. Instituto de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante Chávez. Edo. Bolívar, Venezuela. 20/09/2002. Ver: https://n9.cl/jd523

[xviii] Ibíd.

[xix] Hugo Chávez Frías. Rueda de prensa con medios Nacionales e Internacionales. Todo Chávez en la Web. Instituto de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante Chávez. Caracas, Venezuela. 16/08/2004. Ver: https://n9.cl/r56do

[xx] Hugo Chávez Frías. Taller de Alto Nivel El Nuevo Mapa Estratégico. Todo Chávez en la Web. Instituto de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante Chávez. Caracas, Venezuela. 12 y 13/11/2004. Ver: https://n9.cl/e4jrd

[xxi] Ibíd.

[xxii] Hugo Chávez Frías. Aló Presidente N° 137. Op. Cit.

[xxiii] Ibíd.

[xxiv] Ibíd.

[xxv] Hugo Chávez Frías. Acto de lanzamiento de la Ley de Zonas Especiales de Desarrollo Sustentable y entrega de créditos. Op. Cit.

[xxvi] Hugo Chávez Frías. Acto de firma del convenio marco entre Gobierno y FEDECAMARAS. Op. Cit.

[xxvii] Hugo Chávez Frías. Discurso en apoyo a los empresarios. Op. Cit.

[xxviii] Hugo Chávez Frías. Dialoga con empresarios. Todo Chávez en la Web. Instituto de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante Chávez. Caracas, Venezuela. 08/09/2004. Ver: https://n9.cl/f1pin

[xxix] Dip. Jesús Faría: “el instrumento legal va a permitir el desarrollo de las fuerzas productivas para consumar lo que planteaba el Comandante Chávez”. AN aprueba 14 artículos de Ley Orgánica de Zonas económicas Especiales. Página de la AN: www.asambleanacional.gob.ve. 29/06/2022. Ver: https://n9.cl/poodn

[xxx] Mensaje a García. Judith Valencia. 13/09/2022. Ver: https://n9.cl/5k4ze

Escrito por Gerardo Rojas

Publicado en la web Tatuy TV

Permitida su reproducción citando la fuente.

Los artículos del diario La Humanidad son expresamente responsabilidad del o los periodistas que los escriben

Spread the love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

RSS
Follow by Email
Facebook
Twitter