¿Qué advendrá con los laboratorios de armas biológicas de EU en Ucrania?

Nota: Alfredo Jalife-Rahme – Analista internacional, médico, profesor, conferencista y periodista – Mexico

Hace siete años, en entrevista con Guillermo Arduino de CNN (sic), comenté que los geoestrategas Brzezinski y Ki-ssinger barajaban las opciones de neutralidad, federación, finlandización y el no-ingreso de Ucrania a la OTAN (https://bit.ly/3BXGuvz), lo cual traducía que el nuevo Muro de Berlín se trasladaba a Kiev. Entonces aduje que si empujan demasiado a Rusia, ésta será arrojada a los brazos de China, lo cual sucedió y se consolidó el histórico 4 de febrero con la alianza estratégica de Rusia y China (https://bit.ly/35fqGbM) .

El polaco/canadiense/estadunidense Brzezinski, zelote de los teoremas balcanizadores del británico Halford Mackinder –cuyo objetivo era impedir la conexión entre Rusia y Alemania–, solía proferir que Rusia nunca sería un imperio sin Ucrania.

Hoy se han condensado varias guerras en una en Ucrania: radiactiva (captura de Chernóbil); biológica (bio-labs de EU); teológica (católicos occidentales contra ortodoxos orientales); propagandística (prohibición de Sputnik y Russia Today en Europa); “guerra geofinanciera global: Occidente aplica su ‘opción nuclear’ del Swift vs Rusia” (https://bit.ly/3C7xi8g); geoeconómica (detención del Nord Stream 2 por Alemania); cultural (de la BBC: Daily Mail 01/03/22); ideológica; civilizatoria; demográfica (leitmotiv del entonces vicepresidente Joe Biden, quien apostó al derretimiento poblacional de Rusia), etcétera.

SouthFront alega que la operación militar de Rusia previno (sic) el lanzamiento de los laboratorios biológicos de EU en Ucrania cuya evidencia es ocultada por Kiev (https://bit.ly/3vpaiQK). Cuando se decante la situación en Ucrania, es probable que se ventilen las inversiones por EU en sus laboratorios biológicos, como esgrimió sutilmente el asesor de seguridad nacional de Rusia, Nikolai Patrushev, en plena pandemia de covid-19 ( https://bit.ly/3M7a1aZ ) y cuyo tema aterrador fue retomado por Global Times de China (https://bit.ly/3plOv8I).

El contencioso ucranio va mucho más atrás del fatídico 22/02/22 y existen otras ópticas para abordarlo más técnicamente –que desde el insano maniqueísmo infodémico y revisionista historicista: desde hace ya más de 100 (sic) años, donde lamentablemente Ucrania ha servido de carne de cañón para los intereses geoestratégicos foráneos.

La proyectada balcanización de la ex-URSS/Rusia lleva más de 100 (sic) años para los esquemas balcanizadores israelí-anglosajones: el idealista presidente estadunidense Woodrow Wilson ambicionaba la división de Rusia en cuatro (sic) territorios, en particular, de Siberia (https://bit.ly/3M7Rzis). La nihilista infodemia israelí-anglosajona oculta que, en plena guerra civil rusa, el idealista Wilson envió contingentes de tropas estadunidenses al norte de Rusia y Siberia.

Strobe Talbott, SubSecretario de Estado del psicalíptico Bill Clinton –además de relevante columnista de la revista Time y ex presidente de Brookings Institution–, soñaba con la balcanización de Rusia (https://bit.ly/3JM6IE9). La omnipotente cuan infodémica propaganda israelí-anglosajona tiene también sus límites de ocultamiento mágico. ¿Cómo pueden esconder que en 2014 (sic), los nacionalistas ucranios neonazis (literal) quemaron vivas a 48 personas en Odesa (https://bit.ly/3M1nKjD)?

La MATANZA en la Casa de los Sindicatos en Odesa (archivo)
© Sputnik / Alexandr Polishchuk
 

A partir de ahora existirán dos (sic) verdades que se han fracturado en Ucrania cuando asistimos a la defunción de la dialéctica universal y del pluralismo ecuménico: concomitante a la parusía del tóxico neomacartismo léxico y su orwellianismo con una batalla global de censuras/sanciones y contra-censuras/contra-sanciones.

Niños palestinos caminan entre escombros luego de los bombardeos de Israel en la region – Reuters

Según la tónica neomacartista/orwelliana, ahora resulta que existen invasiones buenas y malas: las buenas son eternamente las de EU/OTAN en Afganistán/Irak/Siria/Libia, etc.; las excelsas son las de Israel a los países árabes, gracias a la hegemonía del eje infodémico Hollywood/multimedia en EU y la anglósfera; y las malas son las rusas. ¡Descartes y Kant, máximos exponentes de la sindéresis occidental, se han de estar muriendo de risa en sus gloriosas tumbas!

.

.

Alfredojalife.com

.

.

.

Foto: AFP

Los articulos del diario La Humanidad son expresamente responsabilidad del o los periodistas que los escriben

Spread the love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

RSS
Follow by Email
Facebook
Twitter