Ucrania es el más reciente desastre de los neoconservadores de EU: Jeffrey Sachs

Nota: Alfredo Jalife-Rahme – Analista internacional, médico, profesor, conferencista y periodista – Mexico

El connotado Jeffrey Sachs es profesor universitario y director del Centro por el Desarrollo Sustentable en la Universidad de Columbia.

Con un zoom de largo plazo, Sachs sentencia que “la guerra en Ucrania es la culminación de un proyecto de 30 años (¡megasic!) del movimiento neoconservador de EU (https://bit.ly/3NOdQkS)” –en referencia a la fauna de neoconservadores straussianos (https://bit.ly/3bRClR8) encabezados por el jázaro Paul Wolfowitz (PW), subsecretario de Defensa, al unísono del ex vicepresidente Dick Cheney y del ex secretario del Pentágono Donald Rumsfeld (https://bit.ly/3ungkjd), a quienes me referí extensamente en mi libro Irak: Bush bajo la lupa (https://bit.ly/3NPcHto).

Parece que, con la salvedad del polémico cuatrienio de Trump, los neoconservadores straussianos constituyen la columna vertebral tanto de los republicanos bushianos, con la familia McCain y los mormones adscritos a la CIA con Mitt Romney –mejor definidos como “enemigos de Trump”– como con la totalidad de los presidentes del Partido Demócrata, de la fallida política exterior de EU, que alude Sachs: “La administración Biden está repleta de los mismos neoconservadores (neocons) que encabezaron las guerras de selección de EU en Serbia (1929), Afganistán (2001), Irak (2003), Siria (2011), Libia (2011) y quienes hicieron demasiado para provocar la invasión de Rusia a Ucrania”.

Jeffrey Sachs – profesor universitario y director del Centro por el Desarrollo Sustentable en la Universidad de Columbia.

Sachs fustiga que el “historial de los neocons es un desastre absoluto (¡megasic!)” y pese a ello, Biden “ha empleado a su equipo con neocons” con cuyo “resultado”, Biden “está dirigiendo a Ucrania, a EU y a la Unión Europea hacia otra debacle geopolítica”, por lo que sugiere que, si “Europa tiene alguna introspección, se debería separar de las debacles (¡megasic!) de la política exterior de EU”.

Luego exhuma la genealogía de los neocons y su apabullante pléyade de jázaros: Donald Kagan, Norman Podhoretz (uno de los ídolos del plagiario y chayotero Krauze Kleinbort), Irving Kristol, PW, Robert y Frederick Kagan (hijos de Donald), la amazona Vicky Nuland (esposa de Robert), Elliott Cohen, Elliot Abrams (quien también colaboró con Trump contra Venezuela) y Kimberley Allen Kagan (KAK: esposa de Frederick). ¡Tutta la famiglia!

Sachs rememora que PW operó los “cambios de régimen” en Irak, Siria y las ex repúblicas soviéticas. ¡Perturba que el racista conglomerado jázaro padezca aguda palestinofobia/arabofobia/islamofobia! Destaca que “los neocons encabezaron la expansión de la OTAN a Ucrania mucho antes de que se convirtiera en la política oficial de EU” con Baby Bush en 2008, ya que consideraron que la “membresía de Ucrania a la OTAN era clave para el dominio regional y global de EU”, como expuso sin tapujos Robert Kagan (esposo de Nuland), lo cual, por lo visto, se volvió una obsesión compulsiva de la familia Kagan. ¡Todo un caso!

Sachs expone el papel fundamental de Nuland en el derrocamiento del presidente prorruso Victor Yanukovich en Kiev. Nuland, cabe recordar, humilló la prudencia europea de entonces con la frase “¡Al carajo Europa!”

Señala que el “Institute for the Study of War (ISW)”– think tank neocon encabezado por KAK y financiado por los contratistas militares General Dynamics y Raytheon– “persiste en prometer un triunfo de Ucrania”, lo cual es contradicho por los hechos en el terreno de batalla. Finalmente, Sachs expone el “más probable epílogo”: “Rusia conquistará una larga porción de Ucrania, quizá dejándola sin salida al mar”, mientras la “frustración aumentará en Europa y EU con las pérdidas militares y las consecuencias estanflacionarias de la guerra y las sanciones”. Propone como “solución real”: “finiquitar las fantasías de los neocons de los pasados 30 años”. Como si lo anterior fuera poco, Sachs, coincidentemente presidente de la Comisión de Covid-19 en la prestigiosa revista médica británica Lancet (https://bit.ly/3IkDX1J), desliza que el letal virus fue producto de un biolab de EU (¡megasic!), lo cual también coincide con los hallazgos de Rusia y China (https://bit.ly/3IeBKFa).

.

.

.

Foto: cronista.com

Foto2: tribunacomplutense

Los articulos del diario La Humanidad son expresamente responsabilidad del o los periodistas que los escriben

Spread the love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

RSS
Follow by Email
Facebook
Twitter