Contradicciones de EU: hazaña tecnológica en Marte; calamidad eléctrica/gasera/eólica en Texas (Por Alfredo Jalife-Rahme)

Nota: Alfredo Jalife-Rahme – Analista internacional, médico, profesor, conferencista y periodista   – Mexico

Hasta China festejó la hazaña tecnológica del impecable descenso del geólogo/astrobiólogo robot Perseverance Percy)(https://bit.ly/3pBGr0D).

Percy tiene el tamaño de un carro y pesa más de una tonelada a un costo de 3 mil millones de dólares.

La hazaña forma parte de una serie de misiones exitosas de EU a Marte y ahora su enfoque es la búsqueda de antecedentes de vida.

Los expertos de China saludaron “el más avanzado, complejo y costoso aterrizaje” de Percy que usó en la tierra marciana su “Sistema de Guía Autónomo“: la “entrada, descenso y aterrizaje debieron ser realizadas enteramente en forma autónoma” (https://wapo.st/3sdPiHA).

La hazaña cobra mayor dimensión porque Marte “es un lugar notoriamente difícil para el aterrizaje de una nave espacial“.

La misión de Percy es un esfuerzo internacional (sic): “sus instrumentos son operados por científicos en tres países y el programa de Retorno de las Muestras de Marte” está en asociación con la Agencia Espacial Europea.

Las “ondas gravitatorias de Marte la hacen inhospitable para la vida“, además de “poderosas tormentas polvorientas que durarían durante meses“, lo cual “harían peligrosas las misiones humanas“, según investigaciones de la NASA (https://bit.ly/3dwDegL).

No voy a caer en la absurda cual ultrareduccionista dicotomía de corte neomaniqueo de que lo “público” en EU –la agencia espacial NASA del gobierno– es mejor que su parte “privada” cuando cunde el trasnacional desastre eléctrico/gasero/eólico en Texas.

Después de la hazaña del satélite soviético Sputnik, el presidente Dwight D. Eisenhower creó un año más tarde la NASA, en cuyo programa misilístico balístico contribuyó en forma notoria el alemán Wernher von Braun –quien fue miembro del régimen nazi y luego se rindió al ejército de EU. Cabe señalar la convergencia con la NASA de la hoy célebre “ARPA (Advanced Research Projects Agency)” que inventó el Internet.

El desastre de Texas eclipsó la hazaña en Marte. Según NYT, la “Crisis de Texas expone la vulnerabilidad del país al cambio climático, paralizando la tercera parte de la producción de petróleo e interrumpiendo la vacunación en 20 Estados” (https://nyti.ms/3brcjjK), lo cual desnuda la miseria de la infraestructura en EU, mientras que Dan Balz comenta que “Texas es el más reciente ejemplo de cómo los gobiernos no están preparados para los desastres” (https://wapo.st/2Ni11q4).

Foto: elpais.cr – Largas colas para conseguir gas en Texas.

La mayor parte de los apagones en Texas se debió al suministro limitado del gas y del carbón (sic), así como al congelamiento de las turbinas eólicas.

ERCOT (Electric Reliability Council of Texas), operador eléctrico de 90 por ciento de Texas, es dependiente del gas natural y el carbón en 65 por ciento, pero también de la energía eólica en 13 por ciento que fracasó rotundamente debido al congelamiento de -18 °C.

De acuerdo con The Financial Times, adicto globalista ahora a las “energías renovables“, las facturas eléctricas llegaron a niveles estratosféricos y el “precio de la electricidad alcanzó 10 mil por ciento” (sic), cuyas “consecuencias financieras” han reverberado desde los “hogares individuales hasta las gigantescas empresas de energía europeas“.

Financial Times (20/02/21) elaboró la lista de perdedores y ganadores. La alemana RWE de energía eólica (sic) quizá pierda 15 por ciento. Otra fuerte perdedora es la canadiense Innergex Renewable Energy con su electricidad eólica. También las acciones de NRG perdieron 7 por ciento, mientras Vistra incrementó 6 por ciento el valor de sus acciones.

Según Vistra, el gas es necesario para “apuntalar la producción intermitente de las granjas eólicas y solares“.

Para las empresas, la hora-megawatt se disparó de 25 a 9 mil dólares, mientras que para los “hogares” el costo de una hora/kilowatt de 12 centavos de dólar se incrementó 9 dólares. Todavía no se decantan las cuentas de BP, Royal Dutch Shell, la francesa EDF y la australiana Macquarie.

Ayer fue California y hoy es Texas. No hay que olvidar el desastre humano de la gasera texana Enron y su fraudulento “financierismo energético” (https://bit.ly/2OZwgGL) cuando la infraestructura de EU está hecha añicos.

.

Alfredojalife.com

.

Imagen: mars.nasa.gov

Los articulos del diario La Humanidad son expresamente responsabilidad del o los periodistas que los escriben

Spread the love

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email