Conflicto de Ucrania acabó y Rusia ganó; sigue una limpieza larga y sangrienta: Scott Ritter

Nota: Alfredo Jalife-Rahme – Analista internacional, médico, profesor, conferencista y periodista – Mexico

Los monolíticos multimedia de Occidente ocultan o distorsionan el avance lento y seguro de Rusia con su Operación Militar Especial (Putin dixit) en Ucrania. WSJ asevera que tras seis meses de guerra en Ucrania, el momento dinámico se inclina (sic) contra Rusia cuando los “bombardeos de Ucrania en Crimea interrumpen la amplia estrategia rusa (https://on.wsj.com/3R52gUF)”.

Occidente mantiene una frenética guerra de propaganda con el fin de desestabilizar al régimen del Kremlin, mientras Scott Ritter –ex funcionario de espionaje de los marines, quien desmontó la mendacidad de las inexistentes armas de destrucción masiva en la guerra de EU contra Irak cuando era inspector de armas de la ONU– afirma que “el conflicto en Ucrania acabó y Rusia ha ganado (https://bit.ly/3T6ObYN)” y lo que sigue es una larga y sangrienta medida de limpieza (sic).

Scott Ritter habla en SUNY New Paltz el 16 de marzo de 2006 – Wikipedia

Tras los lúgubres vaticinios de Kissinger de una guerra de EU contra Rusia y China, de características nucleares (https://bit.ly/3woW2qy), muy al estilo de Casandra de Troya –a quien en última instancia le asistió la razón–, el hoy connotado analista estadunidense de asuntos militares Ritter –feroz y vilmente perseguido por Baby Bush al haber expuesto sus mendacidades en Irak– se enfrasca en un debate muy ilustrativo con, a mi juicio, el mejor geopolítico de EU, John Mearsheimer, sobre el inminente peligro de una guerra nuclear entre EU y Rusia: Jugando con fuego en Ucrania: los riesgos subestimados de una escalada catastrófica, en Foreign Affairs (https://fam.ag/3wpjtjL).

John J. Mearsheimer es profesor de ciencia política en la Universidad de Chicago, y un conocido teórico de relaciones internacionales. En cierto sentido, es considerado como miembro de la escuela neorrealista en relaciones internacionales. – Wikipedia

En forma elegante y respetuosa, Ritter desecha los temores de Mearsheimer como sin sustento, ya que EU no intervendrá directamente (sic), debido a que no se trata de una crisis existencial (sic) para Washington, que se arriesga a perder poco de la inevitable derrota de Kiev. En forma categórica, Ritter refuta la escalada peligrosa proclamada por Mearsheimer, ya que existe un solo triunfador en el conflicto de Ucrania, y es Rusia. Nada (¡megasic!) puede cambiar esta realidad.

Ritter enuncia que hoy Rusia posee la iniciativa estratégica militar, política y económica cuando ni EU ni la OTAN se encuentran en posición para escalar, decisivamente o de otra manera, para frustrar el triunfo de Rusia que no tiene necesidad para una escalada similar. Ritter considera sin fundamento el temor de Mearsheimer de que una derrota en Ucrania significa que EU deberá unirse a la batalla, ya sea de que está desesperado para ganar o para prevenir a Ucrania de perder.

Ritter también impugna la advertencia de Mearsheimer de que Rusia puede usar armas nucleares si está desesperada por ganar o si enfrenta una derrota inminente, que sería probable si las fuerzas de EU son atraídas a la batalla. Ritter desmonta puntualmente este ominoso argumento de Mearsheimer –quien pertenece a la escuela del neorealismo de relaciones internacionales en la Universidad de Chicago–: Ni Rusia enfrenta una derrota ni tiene nada de qué preocuparse existencialmente de una intervención militar de EU que, desde todos los puntos prácticos de vista, pudieran no materializarse, aun si EU deseara ser tan temerario.

Barack Obama y Joe Biden durante un acto electoral en 2008, en Chicago. GETTY

Ritter aduce que a EU le queda una sola ruta: continuar a dilapidar miles de millones de dólares de sus contribuyentes enviando equipo militar a Ucrania, lo cual no tiene ninguna oportunidad de cambiar el resultado en el campo de batalla. Y se refocila de haber contestado un tuit del presidente Joe Biden –quien con Obama fue un actor crucial para la expansión de la OTAN y la asfixia de Rusia usando a Ucrania– quien declaró: Que no quede duda de que esta guerra ha sido un fracaso estratégico (sic) de Rusia. La respuesta en tuit de Ritter: Esta guerra será escrita en la historia como una victoria estratégica (¡megasic!) de Rusia. Rusia habrá detenido la expansión de la OTAN, destruido una peligrosa guarida de la ideología nazi en Ucrania, redefinido la seguridad europea al socavar a la OTAN y demostrado la proeza militar rusa, como importante poder de disuasión.

¿Quién tendrá razón: Ritter o Mearsheimer?

.

Alfredojalife.com

.

.

Foto: Reuters

Los articulos del diario La Humanidad son expresamente responsabilidad del o los periodistas que los escriben

Spread the love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

RSS
Follow by Email
Facebook
Twitter