Converge la cosmogonía geopolítica de Irán con China y Rusia. ¿Se incorpora(rá) India?

Nota: Alfredo Jalife-Rahme – Analista internacional, médico, profesor, conferencista y periodista – Mexico

Se activaron las visitas de los mandatarios de las cuatro máximas potencias euroasiáticas: Rusia, China, India e Irán. Antes de concluir 2021, el zar Vlady Putin realizó una triunfal visita a India (https://bit.ly/3rLH7Uf).

Ya se ha perdido el conteo de las veces que se han reunido Putin y el mandarín Xi Jinping.

Ahora Putin visitará, con motivo de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno en Pekín, a su homólogo chino.

Hace unos días, el flamante presidente chiíta iraní Ebrahim Raisi, visitó a su homólogo ruso, donde se asentó el giro de Irán hacia el Este cuando las potencias de EU/OTAN lo tienen bloqueado a partir de la parte oriental del mar Mediterráneo (con la excepción de las costas de Siria y Líbano).

Se configura un trascendental rectángulo geoestratégico euroasiático, donde Rusia opera sus óptimas relaciones con los otros tres vértices: China, India e Irán. Las relaciones de Irán con los otros tres vértices son también excelentes, cuando solamente falta limar asperezas entre China e India (a punto de ser seducida por el eje anglosajón para ser arrojada al fuego de una guerra contra Pekín (https://bit.ly/3Iv2CQ9).

La consolidación del rectángulo geoestratégico euroasiático será gradual. Tras el espectacular acuerdo estratégico de China e Irán por 25 años –la colisión de la Ruta de la Seda con el gran Reset anglosajón–, marcó la pauta para una nueva asociación estratégica por 20 años entre Rusia e Irán, cuyo objetivo principal, desde el punto de vista financiero, es darle la vuelta al sistema bancario SWIFT que domina EU y, desde el punto de vista geoeconómico y geopolítico, converger los anhelos de la Organización de Cooperación de Shanghái (https://bit.ly/2W3XhMX), la Unión Económica Euroasiática, el 15-RCEP (https://bit.ly/3tOAFyJ) y el BRICS, según el connotado geopolítico brasileño Pepe Escobar (https://bit.ly/35lEstf), quien abunda los proyectos financieros de China (CIPS) y Rusia (SPFS), para evitar la asfixia del SWIFT.

 El presidente de Rusia, Vladimir Putin (izquierda), charla con su homólogo de Irán, Ebrahim Raisi (derecha), el miércoles pasado en Moscú. Foto Afp

Desde hace cinco años ningún mandatario iraní se reunía con su homólogo ruso. Hoy el presidente iraní calificó su presencia en el Kremlin como un momento decisivo de la relación bilateral, mientras Teherán prosigue sus negociaciones trianguladas en Viena con Biden para rectificar la ruptura de Trump del acuerdo nuclear, orillado por las intrigas insidiosas de su otrora aliado y hoy enemigo Netanyahu (https://bit.ly/3tQXamx).

El canciller iraní, Amir-Abdollahian, definió la cosmogonía geopolítica de Irán como una política centrada en la buena vecindad (sic), con un enfoque de política asiática viendo al Este y una diplomacia centrada en la economía.

En su vibrante discurso ante la Duma, el presidente Raisi fulminó que ahora la estrategia de dominio ha fracasado, EU se encuentra en su posición más débil y el poder de los países independientes está experimentando un crecimiento histórico, mediante el concepto de resistencia (sic), como parte central de las ecuaciones de disuasión, que izó la bandera del nacionalismo, independencia y desarrollo científico, pese a todas las asfixiantes sanciones. Al concluir la relevante visita de Raisi a Rusia, empezaron de inmediato los ejercicios militares trilaterales de Rusia/China/Irán en el golfo de Omán. Global Times, portavoz oficioso del Partido Comunista Chino, anunció el fin de los tres días de ejercicio militar en el golfo de Omán entre las armadas de Rusia,China e Irán (https://bit.ly/3tQTaT3). Es la segunda ocasión en que el ejercicio militar trilateral se realiza cuando EU confronta simultáneamente a China en el estrecho de Taiwán y a Rusia en Ucrania/mar Negro/Bielorrusia.

El golfo de Omán es muy sensible, ya que conecta al superestratégico estrecho de Ormuz, donde atraviesa la tercera parte del petróleo mundial, con el norte del océano Índico.

En la cumbre de Putin-Raisi, ¿se perfiló la firma de hace 20 años entre Rusia, Irán e India del “Corredor multimodal Norte-Sur (https://bit.ly/3fOcWqf)” de 7 mil 200 kilómetros que conforma los tres vértices del rectángulo geoestratégico eurasiático“?

.

.

Alfredojalife.com

Los articulos del diario La Humanidad son expresamente responsabilidad del o los periodistas que los escriben

Spread the love

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email
Facebook
Twitter